vermuUno de los atractivos de nuestro restaurante Casa Alberto es el vermú de grifo que atrae a nuestros clientes principalmente a la hora del aperitivo. Tanta emoción en torno a esta exitosa bebida ha despertado tu curiosidad y es posible que tengais alguna idea preconcebida, no sepais qué es,  o no conozcas su historia. Hoy os contamos el origen de este licor. ¡Os sorprenderá!

Cuenta la leyenda que el famoso médico Hipócrates aplicó sus conocimientos al mezclar vino blanco con flores, entre ellas la artemisia o ajenjo, para darle aroma a la bebida. Su idea se materializó en un tónico de hierbas que servía para aliviar el estómago y mejorar la salud. Y es que en la edad media lo que hoy conocemos como vermut  fue llamado vino hipocrático.

Los aditivos fueron utilizados para enmascarar los sabores de vino barato, dándole un sabor medicinal, cosa que ayudó a popularizar la bebida.

El origen de la palabra vermut o vermú, ambas están aceptadas por la RAE, proviene del alemán "wermut" cuyo significado es ajenjo (una hierba que antes de ser prohibida, era uno de sus ingredientes principales). El vermut es un vino aromatizado cuyos grados van desde los 16º y no debe superar 21º. Lejos de lo que muchos pueden pensar, el vermut no está hecho a partir del vino tinto, sino blanco fortificado gracias a la maceración e infusión de raíces, hierbas y especias, endulzado con azúcar, caramelo y mostos de uva.

Dentro de las variedades del vermú encontramos:

  • Rojo: Es la variedad más dulce y pese a su color, también está hecha a partir de vino blanco.
  • Blanco: Se usa principalmente para el aperitivo, tiene un sabor más suave que el rojo y un dulzor intermedio.
  • Seco: Es el más amargo de los tres y nació en el siglo XIX de la mano del francés Joseph Noilly.

Si quieres disfrutar del sabor castizo de esta bebida, ven a disfrutar de nuestro vermú de grifo a nuestro restaurante Casa Alberto. ¡Te esperamos!

Este sitio web utiliza cookies para su funcionamiento.